Garantias
Inicio > Garantias

LA PROTECCIÓN VARIETAL:

Dos posibilidades:

Por MARCA

Una marca nacional y (o) internacional está pedida y validada por un organismo de protección de propiedad industrial (INPI) en Francia. Esta marca para la variedad concernida, se queda la propiedad del solicitante que autoriza el arboricultor para utilizarla en todos los actos de venta de las frutas. La marca identifica perfectamente la variedad, por eso es importante hacer reconocer sus frutas. 

Por COV (Certificado de Obtención Vegetal):

La mayoría de las variedades seleccionadas están protegidas en Europa por un organismo europeo: la OCVV (Oficina Comunitaria de Variedades Vegetales) situado en Anger. La variedad esta designada por su denominación varietal. 

Después la obtención del Certificado de Obtención Vegetal, la variedad aprovecha de la protección comunitaria para 30 años. Garantiza al solicitante sus derechos y la plena propiedad de la variedad. Quiere decir una exclusividad para la producción, la multiplicación, la comercialización de los árboles y de las frutas. 

En caso de fraude por parte de un tercero, hay una posibilidad para el obteniente o su representante de actuar para hacer respectar los derechos concerniendo la variedad que ha aprovechado de un COV.

Fuera de la Unión Europea, una protección está garantizada por países dependiendo de la legislación en curso.

La variedad se queda oficialmente designada por su denominación varietal ligada al COV concernido.

El proceso:

1 - una solicitud administrativa está hecha a la OCVV con un descriptivo preciso de la variedad, fotos de las frutas y del árbol. Después la aprobación, esta pedido de hacer llegar 6 o 9 arboles a un centro de estudios autorizado por la OCVV. En general, se trata de estaciones del instituto nacional de búsqueda agronómica (INRA) de Avignon Montfavet, para los albaricoques y las pescas-nectarinas o de Bordeaux (Puerto de la Maye), para las cerezas y para las ciruelas, se trata de Italia (Roma) dónde se hacen los exámenes técnicos.

2 - Técnica: Los arboles proporcionados están sobre un porta injerto autorizado. Durante 4 o 5 años, los técnicos examinan el árbol y las frutas para verificar que las características corresponden bien a la solicitud hecha por el obteniente y también para verificar que no haya una "copia" de otra variedad que seria pedida por un obteniente o un editor poco escrupuloso o abusado.

Al fin del examen, el técnico devuelve un informe a la OCVV que confirmará o no la liberación del COV.

El solicitante recibe entonces la decisión oficial con una copia del informe técnico. La variedad puede entonces estar acompañada ahora de la palabra COV E.U y de un número que la identifica hasta el fin de la duración de protección.

Actualmente, la duración de este examen es largo y oneroso, porque cada año de examen representa alrededor de 1 800 €, o sea un gasto mínimo de cerca de 10 000 € antes las primeras ventas, además existe cada año una tasa de "mantenimiento" menos elevada pero obligatoria para el mantenimiento de la protección. Sin embargo, los avances científicos dejan esperar una disminución de la duración gracias a pruebas más rápidas.